Proveedores de correo electrónico en español

Crece rápidamente

Las ventajas que ofrecen los proveedores de correo electrónico en español pueden ayudar a tu negocio a crecer rápidamente.

Seguramente ya sabes que utilizar una cuenta de correo electrónico gratuito para comunicar asuntos que atañen a tu negocio, empresa o la actividad laboral que realices, no es buena idea porque te resta credibilidad, sin embargo, muchas de las empresas con las que puedes adquirir un correo profesional no hablan tu idioma, lo cual puede resultar en una pérdida de tiempo, dinero y esfuerzo cuando surge el menor problema o cuando tienes dudas.

Por eso, en este artículo he decidido compartirte cuáles son las ventajas que ofrecen los proveedores de correo electrónico en español y dónde encontrar al mejor de ellos. Continúa leyendo para averiguarlo.

¿Por qué elegir proveedores de correo electrónico en español?

En numerosas ocasiones amigos, familiares, colegas y conocidos, me han comentado que cuando adquieren un servicio en línea, específicamente hablando de aquellos creados para mejorar la actividad de sus negocios o empresas en la Web, reciben una buena atención durante el proceso de compra, pero que, una vez adquirido el producto o servicio, esa atención desaparece o es canalizada hacia un centro de mercadeo telefónico cuyos operadores ni siquiera hablan el idioma.

Lo anterior les ha generado muchos inconvenientes, comenzando con descubrir que quien está del otro lado de la línea no tiene idea de cómo resolver alguna duda técnica o no sabe cómo resolver una amenaza latente que ha llegado a través del recién adquirido correo electrónico.

Cuando esto les ha sucedido, encuentran también que la persona que debería ayudarles, ni siquiera habla español. Muchos de estos amigos, familiares, colegas y conocidos hablan inglés, pero desconocen algunos de los tecnicismos propios de la vida digital, lo cual complica todavía más la obtención de una solución o el despegue de una duda, de forma inmediata y acertada.

Mi recomendación siempre ha sido -y continúa siendo-, realizar un análisis exhaustivo antes de invertir en cualquier servicio digital y de ser posible, centralizar en una sola compañía todas las inversiones para que el trato sea con el mismo interlocutor y éste pueda acceder a la información completa del historial digital de la empresa o negocio.

No son pocos los casos en los que una misma entidad empresarial tiene el hosting con una empresa en particular, pero el dominio lo adquirió con otra y aún incluyó una tercera para abrir sus emails. Esto puede resultar en un rompedero de cabezas si surge algún inconveniente, desde algo simple hasta algo más complejo como recibir un virus o ser víctima de un incidente que haga desaparecer la información contenida en un sitio web, página en línea o tienda de comercio electrónico.

Las ventajas de los proveedores de correo electrónico en español

  1. Como primer beneficio coloco el obvio: hablar el mismo idioma permite que la comunicación sea más clara y por tanto eficiente.
  2. Como segunda ventaja, está la empatía, aspecto de suma importancia cuando se trata de ofrecer un servicio y mantener la lealtad de un cliente. Es difícil generar empatía cuando no hay un contacto de persona a persona, ahora imagina qué duro es sentirse bien atendido si además de que no tienes a tu proveedor en frente, éste ni siquiera te entiende.
  3. La tercera ventaja, a mi parecer, tiene que ver con lo que no es tan evidente, pero resulta muy importante para asegurarte de que tu inversión digital está en buenas manos: el compromiso. Detrás de los proveedores de correo electrónico en español, está el compromiso que éstos tienen con sus clientes, ya que ocuparse de contratar a expertos que hablen el mismo idioma que tú, es sinónimo de interés hacia lo que puedas necesitar después de la compra y claro, es sinónimo de que harán todo lo que esté a su alcance para que continúes siendo su cliente y esto se traduce en una relación ganar-ganar.

¿Dónde puedo encontrar proveedores de correo electrónico en español?

La respuesta es simple: en línea.

Hay una gran variedad para elegir, pero cuidado, asegúrate de que la compañía proveedora que elijas cumpla con los siguientes requerimientos mínimos:

  • Sea dueña de sus propios servidores para que tengas la garantía de que tu sitio web y tus correos electrónicos profesionales, estén protegidos con lo último en tecnología de mantenimiento para servidores. Son muchos los proveedores de correo electrónico en español que subcontratan servidores para ofrecer el servicio tanto de hosting, como de creación de emails, lo cual implica que no tienen control sobre lo que les puede suceder a tus datos digitales si el servidor se daña por falta de mantenimiento o sufre con alguna amenaza cibernética.
  • Que te ofrezca atención personalizada y capacitada en todo momento. Que no te pase como a muchos y confirma antes de invertir que la compañía proveedora tiene expertos de habla hispana a tu disposición aún después del proceso de compra.
  • Que te brinde valores agregados para que tu inversión sea optimizada a su máximo. Entre aquellos que he detectado pueden resultarte muy útiles están: filtros de virus y correo no solicitado, flexibilidad para trabajar con las herramientas de tu elección, sincronización en todos tus dispositivos, gran capacidad de almacenamiento y planes que se ajustan perfectamente a lo que estás buscando, sin importar que se trate de tu sitio personal o el de tu compañía.

Ahora ya lo sabes, si de proveedores de correo electrónico en español se trata, vale mucho la pena buscar bien y revisar a fondo qué te ofrece cada uno.

Tip: asómate al sitio de la compañía registradora de dominios más grande del mundo.

Emilia Fernanda Zamudio Pineda
Ciudad de México, 1995. Estudió Comunicación en la Universidad Anáhuac. Ha sido Tesorera de la Sociedad de Alumnos de la Escuela de Comunicación de la Anáhuac para el periodo 2017-2018. Ha editado textos sobre temas especializados para distintas industrias. Actualmente se desempeña como Community Manager en Virket donde  desarrolla contenido de valor añadido para empresas multinacionales.