Nombres de dominios de Internet

Piensa en grande

Una de las piezas claves para que tu sitio tenga un gran impacto es saber escoger entre los distintos nombres de dominios de Internet que hay disponibles.

Dicen que todas las grandes ideas comienzan con un pequeño gran paso, y esto incluye a todo tipo de proyectos de emprendimiento, desde los negocios de pequeñas y medianas empresas hasta los de gigantes ya bien establecidos.

Los proyectos web son quizás algunos de los más laboriosos que pueden existir, sin embargo, el ver cómo una página cobra vida, sin importar que seas su programador, diseñador o cliente, es algo fantástico. Muchas personas no saben por donde empezar con este punto tan delicado, así que, si eres uno de ellos, has llegado al lugar correcto.

3 puntos que debes conocer sobre los nombres de dominios de Internet para tu página web:

¿Qué son los dominios de Internet y para qué sirven?

Crear una página de Internet involucran una gran cantidad de pasos para que se encuentre funcionando al 100%. Si tratamos de simplificarlo lo más que se pueda, estarás necesitando los archivos gráficos y de programación que componen al sitio, un servicio de hosting para poder alojar la página y un dominio para poder hacer referencia a tu página. El dominio funciona de manera muy similar a como lo hace una dirección física en la vida real.

En los primeros días del Internet, cuando todavía no existían en forma los dominios, ingresar a un sitio web específico se hacía mediante direcciones IP como 8.8.8.8, las cuales se tenían que ingresar en el navegador para poder hacer la conexión con el sitio y que pudiera desplegarse. Con pocos sitios en un comienzo, esto no era tan complicado, pero previendo perfectamente lo que fue la explosión del Internet, la creación de los dominios llegó como una manera perfecta para poder acceder a nuevas páginas web sin problemas. Un nombre de dominio como google.com es mucho más amigable que cualquier combinación de números, además de que a nivel comercial es mucho más atractivo y fácil de recordar.

¿Dónde puedo obtener ideas para nombres de dominios?

Mientras más largo sea el nombre del dominio, será mucho más difícil que sea recordado. Idealmente estarás buscando que el nombre de tu dominio sea lo suficientemente corto y pegajoso para que a la gente le sea fácil escribirlo y tenerlo fresco en su cabeza. Trata de usar una única palabra, como el nombre de tu marca, siglas, acrónimos o juegos de palabras que permitan que tengas un resultado interesante. En cuanto tengas una idea lista, búscala en tu navegador web y en caso de que no encuentres algún resultado, busca en redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram.

Muchos pequeños negocios comienzan primero ahí por el bajo costo y después expanden su presencia web. Si aún haciendo esto no encuentras resultados, entonces tienes un nombre de dominio único, el cuál es perfecto para proceder con el registro.

¿Cómo se contratan los dominios de Internet?

Hacerte de un dominio es algo sumamente sencillo hoy en día. Lo único que necesitas para contratarlo es una idea genial que servirá de nombre, una persona que será el propietario del dominio (si estás leyendo esto, probablemente seas tú) y una tarjeta de crédito para realizar tu pago de manera digital. Muchas de las compañías que te pueden ayudar con este proceso de contratación (normalmente conocidos como registradores de dominio local o internacional) tienen ya una buena cantidad de años en el mercado y suelen dominar las primeras posiciones de búsqueda en Google, por lo que encontrar alguna no será difícil; solo debes buscar “contratar un dominio” y enseguida te aparecerán un par de opciones.

Ya con la idea perfecta para el nombre de tu página, lo único que tienes que hacer es entrar al sitio web de alguna de estas compañías y hacer uso del buscador interno que tienen ahí. En seguida te saldrá un listado donde se te indicarán las diferentes opciones disponibles para la idea que tenías en mente en un principio. Selecciona una, y después decide la cantidad de tiempo que querrás tener ese dominio bajo tu propiedad, aunque siendo sinceros, mientras más tiempo, será mucho mejor, tanto por el precio que estarás obteniendo como por la seguridad de que tu negocio esté en línea sin problemas. Finalmente, proporciona los datos de quien será el dueño del dominio y, por ende, el punto de contacto en cualquier situación, y procede a hacer la compra final.

Escarbar entre los distintos nombres de dominios puede ser una tarea complicada, sobre todo si es la primera vez que estás intentando hacerlo, sin embargo, ten mucha paciencia en este proceso ya que es sin duda uno de los más significativos para el crecimiento de tu proyecto. Elegir a conciencia te permitirá tener una presencia digital sólida, la cuál puede resistir al paso del tiempo y rendir frutos a un paso constante para poder hacer crecer tu negocio de manera exitosa.

Ángel Torres Tagle
Egresado de la Facultad de Arte y Diseño de la UNAM, ha trabajado en diferentes empresas multinacionales donde se ha desarrollado como mercadólogo digital. Cuenta con más de 7 años de experiencia en el ramo y en varios proyectos nacionales e internacionales relativos a desarrollo de estrategias digitales en compra, análisis de medios, crecimiento de redes sociales y emprendimiento de proyectos web para México y Latinoamérica. Actualmente trabaja como Director de Abyx Gaming, un portal especializado en gaming para millenials.