Hacer un sitio web en tiempo récord

Más rápido que Flash

No todo debe ser complicado cuando quieres lanzar o tienes una empresa. Hacer un sitio web profesional es el primer paso y ahora es muy sencillo.

Los tiempos han cambiado: antes para tener tu propio sitio web tenías que saber a fondo acerca de programación o contratar a un experto para que lo hiciera por ti y no cualquier persona se podía dar el lujo de hacerlo.

Por fortuna, la era digital llegó y se encuentra al alcance de todos. Hacer un sitio web en tiempo récord es mucho más sencillo de lo que imaginas incluso sin tener conocimientos sobre programación.

Hacer un sitio web en tiempo récord

Las herramientas digitales son tan sencillas de utilizar en estos tiempos que en un día podrás tener tu sitio web en la red. Existen pasos básicos que debes seguir para que esto pase, pero no te preocupes porque, además de ser rápidos y fáciles, la inversión que tienes que hacer es mucho menor en comparación con un servicio profesional de programación.

¿Cómo y con qué hacer un sitio web?

Hoy en día más del 80% de los sitios web en el mundo están hechos con herramientas CMS o gestores de contenidos como WordPress porque es la manera más sencilla y rápida de administrar un sitio.

Existen diversos gestores de contenido en el mercado, pero sin duda el más fácil e intuitivo de utilizar es WordPress porque no necesitas tener conocimientos profundos para saber utilizarlo.

La maravilla de WordPress

Su interfaz es sencilla e intuitiva y puedes agregar diversas funciones a tu sitio web:

  • Apartados exclusivos para videos o álbumes de fotos
  • Un blog para subir artículos y convertirte en un as del contenido digital
  • Una tienda en línea para entrar al mundo del e-commerce

Pasos para hacer un sitio web

Pero regresemos a lo principal: los pasos importantes que debes seguir para que tu sitio web esté en línea.

Primer paso

El primer paso, y tal vez el más importante, es comprar un dominio. El dominio será el nombre de tu sitio web: la dirección electrónica por la cual será encontrado tu sitio en la red.

Es muy importante que el dominio sea el mismo que el nombre de tu empresa o el nombre de tu producto o marca para evitar confusiones. La compra del dominio lo realizarás en una sola ocasión y lo único que debes hacer es buscar la disponibilidad del dominio que deseas.

Si el dominio que quieres comprar ya se encuentra en uso puedes jugar con la extensión de dominio. Por ejemplo: en vez de que termine con .com puede terminar con .net o la extensión de tu país.

Si no te convence o igualmente se encuentra en uso entonces puedes utilizar los servicios de un domain broker, aunque es posible que de esta manera te lleve más tiempo lanzar tu sitio web. Si crees que valdrá la pena, ¡inténtalo!

Segundo paso

Una vez que ya tengas listo y en tu poder el dominio de tu sitio web es hora de buscar un buen hosting o alojamiento. Tienes que escoger muy bien pues el hosting es el lugar virtual donde vivirá tu sitio y la capacidad y el servicio técnico que te ofrezcan jugaran un papel muy importante en el rendimiento de tu sitio web en la red.

El hosting que tendrás que contratar dependerá de las características de tu sitio, pues tienen diferentes capacidades y características. Desde el más básico –que es compartido para sitios web corporativos–, los que tienen un poco más de funcionalidades para las tiendas en línea, hasta los servidores de alojamiento privados para sitios web que requieran un gran soporte y velocidad.

Regularmente las compañías de servicios de alojamiento te ofrecen paquetes a muy buen precio que incluyen el alojamiento y el dominio con un servicio técnico de soporte todos los días del año.

Además, te ayudan paso a paso en la creación de tu sitio web mediante un gestor de contenido, en caso de que nunca hubieras hecho uno por tu cuenta o simplemente te surgieran dudas en el camino.

Tercer paso

Una vez que tengas estos pasos cumplidos es hora de subir contenido a tu sitio para crearlo. Ten muy en cuenta que tu sitio web es la carta de presentación ante las personas y posibles clientes en el mundo digital. Las imágenes, colores, tipografías, tono e información deben ir acorde con la identidad de tu empresa en el mundo real.

Todo debe llevar un hilo conductor.

Plantea bien el objetivo de tu sitio desde el comienzo para que puedas tener una meta fija a corto plazo y poder hacer ajustes o cambios definitivos si algo no llega a funcionar. Procura que el diseño de tu sitio web sea minimalista y atractivo: a nadie le gusta navegar por un sitio que tarda horas en cargar o en donde el menú sea muy complicado de visualizar.

Mientras más sencillo y limpio se mantenga el diseño de tu sitio web, más atractivo será para las personas. De esta manera también podrás crearlo en unas cuantas horas para que esté en línea lo más pronto posible. Con el paso de las semanas te darás cuenta qué funciona y qué no para poder hacer los cambios pertinentes. Como puedes ver es más fácil de lo que te imaginas, así que no lo pienses más y pon tu sitio web en línea.

Alejandra Rubio Bravo
Nativa del sur de la Ciudad de México, estudié Comunicación y me especialicé en corrección de estilo y Marketing Digital. Eterna enamorada de las letras, apasionada con la tecnología y feliz colaboradora en Virket, la empresa donde me encontré con la increíble riqueza de formas y oportunidades para comunicar y planificar estrategias enfocadas a innovar la relación cliente-empresa.