10 elementos para elegir el mejor hosting

Para ser el mejor, trabaja con los mejores

Para garantizar que tu página web funcione de maravilla, no sólo debes elegir un buen nombre de dominio y revisar que tu sitio sea funcional, sino que también debes alojarlo en un servidor adecuado. ¿Por qué? Porque debes invertir inteligentemente y proteger tu información a toda costa.

Es probable que estés explorando opciones para crear y albergar tu sitio, ya sea personal o profesional, lo cual es excelente porque una de las primeras cosas que debes hacer es buscar un espacio para guardar los datos de tu sitio web, así la gente podrá verlo en internet.

También es posible que ubiques a varias compañías que se especializan en ofrecer alojamiento web, pero no sabes cuál elegir porque sus servicios son similares, pero sus precios, características y cobertura difieren.

Sabemos que no es fácil seleccionar una opción, por eso queremos compartirte 10 elementos que seguramente te ayudarán a elegir el mejor hosting para ti:

1. Tipos de hosting que te ofrecen

En la industria básicamente existen tres tipos de alojamiento web:

    • Web hosting compartido: donde se alojan varios sitios web en un mismo servidor (éste es una computadora que guarda desde texto hasta imágenes, videos y muchos otros datos). Es la forma de alojamiento más popular y también la más accesible en cuanto a costos.

Relacionado: Conoce las características del hosting compartido.

    • Servidor privado virtual o VPS (por sus siglas en inglés): es un servidor que puedes utilizar como si sólo fuera tuyo, aunque en realidad se ‘divide’ en partes para que cada persona que contrata un espacio dentro de la ‘computadora’ pueda utilizarla con un sistema operativo propio. Éste proporciona mayor potencia, flexibilidad y control que el alojamiento compartido, pero debes saber que es un poco más caro.

Relacionado: Descubre cómo puedes usar un servidor VPS.

    • Web hosting de servidor dedicado: es la opción más flexible y completa; este tipo de hosting te permite usar el sistema operativo que tú desees y tener acceso completo al servidor porque la computadora que utilizas para alojar tu sitio web es exclusiva para ti.Es una excelente opción, pero debes considerar que requiere de conocimientos técnicos avanzados y usualmente es la opción más cara, porque no compartes el servidor con nadie más, a diferencia del hosting compartido y el VPS.Por lo general, este hosting está pensado para los sitios grandes, con muchas páginas que reciben mucho tráfico y que por su tipo de actividades requieren mantenimiento y control intensivos.

Relacionado: ¿Servidor dedicado o no? He ahí la cuestión.

2. Sistemas operativos que maneja el proveedor

El hosting funciona mediante dos principales sistemas operativos y su elección dependerá de lo que necesite tu sitio web.

Los sistemas operativos son Windows y Linux, pero cuidado: no te vayas con la idea de que el sistema operativo de tu PC es Windows y por esta razón es la opción que se acomodará mejor a tu hosting o al revés.

Mejor hosting: qué sistema operativo debes elegir

Veamos sus características:

  • Alojamiento Linux: es ideal para los sitios que utilizan lenguaje de programación PHP y base de datos MySQL; o en otras palabras si estás familiarizado con la interfaz de WordPress, este sistema podría convenirte.
  • Alojamiento Windows: se sugiere para los sitios que utilizan ASP o ASP.NET, así como aquellos que usan una base de datos de tipo Access o SQL Server. Por ejemplo, este sistema funciona bien para páginas hechas con código HTML.

No te preocupes si no estás familiarizado con estos términos o estás indeciso, tu proveedor de hosting te ayudará a aclarar tus dudas al respecto.

3. Rendimiento y tiempo de carga

En términos muy generales, el alojamiento web funciona utilizando dos tipos de tecnologías: los discos Solid State Drive (SSD) y los Hard Drive Disk (HDD). En estos discos se guarda la información de tu sitio web como las imágenes, los videos, los plugins, etc.

Los SSD leen la información mucho más rápido y, por lo tanto, la información del sitio web es más accesible y puede desplegarse de manera simultánea. Por supuesto, como este tipo de tecnología es más potente, su costo suele ser mayor.

La tecnología HDD es más común porque es más barata, pero presenta límites en cuanto a su velocidad y capacidad para leer datos, lo cual se traduce en una carga más lenta o en un sitio web más inestable.

Sobre este tema, debes saber que no todos los proveedores describen en su página web qué tipo de tecnología utilizan para alojar sitios web, no porque quieran engañarte sino porque la manera de comprobar que utilizan la mejor tecnología es asegurando que tu página web se abrirá rápido y bien, lo cual evitará que tus visitantes se vayan rápido por tener una mala experiencia inicial.

4. Espacio en disco

Aquí nos referimos a la cantidad de espacio que tu sitio web necesita ocupar en el disco (SSD o HDD) para almacenar archivos, bases de datos, imágenes, emails, scripts y más. Esta capacidad de almacenamiento permitirá que tu página funcione bien.

Algunos especialistas afirman que contratar entre uno y cinco gigabytes es más que suficiente para tener un sitio funcional, pero si tu proveedor te ofrece más espacio será mucho mejor porque así tendrás la tranquilidad de evolucionar y mejorar tu página conforme evolucione tu negocio.

5. Ancho de banda mensual

Además de la velocidad de carga, debes considerar el volumen de datos que consumirás en tu plan de hosting. Piensa que las personas que entren a tu página verán fotos, videos, textos y otros contenidos; todos esos contenidos o archivos tienen un peso (kilobytes o megabytes) y para que las personas puedan verlos, el servidor web deberá consumir datos para mostrárselos en su navegador. Básicamente es como tener un plan telefónico.

Ahora piensa que no es lo mismo tener un sitio web pequeño que atrae a pocos visitantes diariamente, quienes probablemente buscan información de contacto, que tener una página web que transmite miles de archivos multimedia a diario. Por eso es importante calcular el ancho de banda que necesitarás cada mes para que las personas vean tu página sin problemas, y que tú evites cargos por servicios inesperados, en la medida de lo posible.

6. Panel de control de interfaz amigable y fácil de usar.

Al contratar un hosting web, tendrás acceso a un panel de control que te permitirá gestionar y garantizar el funcionamiento de tu página web. Por ejemplo, podrás manejar tu correo electrónico, administrar tu base de datos y ver estadísticas del sitio.

Pero también puede que necesites ocupar este panel de control para insertar o modificar el código, o para incluir widgets en tu página, por ejemplo. Por eso la interfaz debe ser fácil de usar, porque será más complicado si todo el tiempo necesitas ayuda técnica para modificar algo en tu sitio.

7. Nombre de dominio

Sin un hosting, nadie podrá ver tu sitio web. Y sin un nombre de dominio, nadie podrá buscarlo en internet.

Suena muy serio, ¿verdad? ¡Pero no te desanimes! Piensa que el mejor hosting es aquel que te ayuda a registrar tu dominio o mantenerlo año con año, porque sabe que ese nombre te distingue del resto, y sin él la gente no podrá conocer más sobre ti.

8. Tiempo de actividad

También llamado uptime en inglés y dentro de la industria, este término se refiere al tiempo que se mantiene activo el servidor que aloja a tu sitio web.

Una vez que establezcas tu sitio, seguramente querrás que se encuentre activo y disponible el 100% del tiempo, es decir, las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Sin embargo, nadie puede garantizarte la perfección, especialmente porque los servidores -como cualquier otra computadora- están expuestos a amenazas externas (como los ciberataques, las infiltraciones y los desastres naturales) y amenazas internas (fallas en el suministro eléctrico, problemas de red, errores humanos, etc.) que pueden provocar su caída.

Sin embargo, un proveedor que sigue altos estándares de seguridad y tiene un plan de prevención o acción puede ofrecerte un tiempo de actividad de hasta 99.9%. Esto lo logrará protegiendo tu información y guardando copias de seguridad de tu sitio.

9. Asistencia técnica

El mejor hosting te brindará apoyo en cualquier día y a cualquier hora. Nunca sabrás cuándo surgirá un problema, pero si algo ocurre y cuentas con el respaldo de un proveedor profesional, seguramente podrás contactar a un experto que pueda ayudarte.

¿Y cómo sabrás si te ofrecen buena asistencia técnica? Puedes entrar a las páginas web de distintos proveedores y llamar a su equipo de asistencia técnica o escribirles por chat (si es que lo tienen). La manera en que resuelvan tus preocupaciones te dará una idea del apoyo que recibirás a futuro.

10. Transferencia de hosting

Para finalizar, te sugerimos que consultes qué tan fácil es migrar tu hosting a otro más avanzado de forma sencilla y rápida, si es que ya tienes una página web.

Es una tarea un poco compleja, pero será muy oportuno que tu proveedor te ofrezca la asistencia de personal con experiencia técnica para que la transición sea “fluida”.

Esperamos que esta información te resulte útil y queremos resumir expresando que no incluimos el precio porque, a pesar de que éste es un factor fundamental, no sólo deberías enfocarte en el costo para encontrar el mejor hosting para tu sitio web. Lo ideal es evaluar la velocidad, el espacio y el respaldo que te ofrece un proveedor.

¡Te deseamos éxito en esta búsqueda y te invitamos a conocer la propuesta de GoDaddy! Visita godaddy.com/hosting/web-hosting.

Guillermo Chávez Conejo
(Ciudad de México, 1984). Es autor de tres poemarios: De arena y Universo, Entre tus muslos y Canción bajo tu cuerpo. Estudió literatura latinoamericana en la Universidad Iberoamericana (UIA), obtuvo el título de Máster en Integración Europea por parte del Instituto de Estudios Europeos de la Universitat Autònoma de Barcelona y está certificado en nuevas tendencias comerciales en América Latina por el Banco Interamericano de Desarrollo y en International Human Rights Law por la Université Catholique de Louvain. Es presidente de la Asociación de Egresados de Letras de la UIA para el periodo 2017 - 2019. Ha escrito sobre temas especializados en marketing digital para Virket y sobre turismo de México, Perú, Estados Unidos y Europa para Hoteleus. Actualmente trabaja como Digital Content Specialist en Virket.