Diseñar logos y otros consejos de publicidad en línea

La innovación está en el detalle

Te diré la importancia de diseñar logos y otros consejos de publicidad en línea. Más allá de lo estético, tu objetivo son las ventas.

Cuando eches a andar tu empresa es necesario que establezcas una imagen corporativa. Esto quiere decir que, a partir del nombre que elijas para ella, debes crear toda una imagen para que te reconozcan: en pocas palabras, crear publicidad digital. Y, más que nada, una identidad empresarial.

Diseñar logos: su importancia y objetivo

El logo es tu imagen. Es lo que hace que las personas te reconozcan. Sin él, en verdad no tienes una imagen qué ofrecer, pues nadie te reconocerá. El logo puede estar conformado por una o dos palabras -como algunas marcas de refresco- o puede ser una figura -como en el caso de algunas marcas de coches-. Incluso, puede ser un dibujo -como en el caso de las compañías chocolateras.

El punto es que el logo o logos -según sea el caso- sean reconocidos nacional e internacionalmente y representen el prestigio de tu marca.

Diseñar el logo correcto es muy importante. ¿Cómo lo hago? Bueno, pues debes comenzar por considerar qué es lo que quieres comunicar:

  • A partir del nombre de tu empresa, debes buscar que, de la manera más original, comuniques lo que te representa. Todo deberá estar alineado con tus valores y tu producto. Debes elegir la tipografía (si lleva letras o palabras) y los colores.
  • Existen estudios psicológicos que ayudan a elegir o diseñar el logo que mejor le quede a tu negocio. Algunos logos nos gustan, otros nos pueden causar una cierta inquietud. Esto, claro está, depende de la percepción de cada quien, pero es un hecho que algunos logos son más atractivos que otros. Puedes comenzar por pensar en ello. ¿Qué quieres comunicar?, ¿vitalidad?, ¿cambio?, ¿innovación?, ¿paz y tranquilidad? Eso defínelo de cara a tu producto o servicio y el tipo de cliente al cual deseas enfocarte.
  • Una vez que sabes qué quieres comunicar lo debes alinear a tu marca. ¿Qué vendes? Muchas veces el logo no tiene nada que ver con el producto, decide bien. Esto depende de ti. Nada más recuerda que el logo es lo que se quedará en la mente de tus posibles compradores. A veces no recordamos el nombre, pero sí el logo. Haz que tus prospectos o clientes te recuerden.
  • Los colores también son importantes. Debes pensar si te gustaría que tu logo sea monocromático o tenga un par de colores o tenga muchos colores. Recuerda que los colores llamarán o no la atención de tus clientes. A veces, los colores no son fuertes, pero si se combinan de manera correcta se pueden quedar en la mente de las personas. Ya que sabes lo anterior, ¡sé creativo!
  • Las formas o tipografía serán en sí lo que comuniques de manera directa al usuario. Puede ser que el nombre lo conviertas en logo o lo que hagas se convierta en uno. El objetivo es que te enfoques en presentar tu logo de la manera más creativa posible, pero a la vez más lo más sencilla posible. Puedes recurrir a diseñadores expertos quienes te pueden asesorar al respecto e, incluso, darte consejos para que sea efectivo.
  • Ahora bien, ya que tienes tu logo, utilízalo. Te recomendamos que en tu página web tenga un lugar visible y privilegiado: lo que quieres es que las personas te recuerden. Por lo general, el logo está localizado en la parte superior de la página web. Esto tiene el fin de llamar la atención del ojo de quien accede a la página. La página web deberá, también, tener los colores de tu marca. Esto recordará al visitante tus colores y hará la conexión inconsciente con el logo.
  • A partir de este momento, el logo será tu nombre. Detrás de él estará tu reputación. Un logo puede significar tradición, confianza, buen producto… O todo lo opuesto. Debes tener cuidado de cómo lo manejas, en dónde lo colocas. Date a conocer en todos los medios digitales, incluyendo redes sociales.

Publicidad en línea

Para darlo a conocer deberás crear campañas de publicidad. Aparte de incluirlo en tus productos, hazlo parte de toda tu comunicación.

Si envías un correo o abres una página de Facebook, el logo debe estar ahí.

No obstante, aparte de esto, ¿cómo he de darlo a conocer?

Hay campañas de publicidad en línea que te pueden ayudar. El email marketing, por ejemplo, es uno de ellos. Mandar newsletters a tus clientes -y potenciales clientes- es una gran solución. En este newsletter podrás incluir tus novedades, los productos que vendes, artículos de interés y, claro está, tu logo.

Ahora bien, si ya tienes un logo y lo has utilizado por años como campaña de publicidad en línea, lo que puedes hacer es actualizarlo o “modernizarlo”. Esto sirve para darle una nueva imagen fresca a tu compañía, ya que puedes proyectar que se moderniza, que eres una empresa innovadora.

Sin embargo, si modificas tu logo bajo cualquier circunstancia, toma en cuenta que tendrás que hacer una campaña de rebranding.

El logo es la esencia de tu empresa. Si diseñas el logo correcto tendrás gran parte del trabajo hecho: serás reconocido donde sea.

Guillermo Chávez Conejo
(Ciudad de México, 1984). Es autor de tres poemarios: De arena y Universo, Entre tus muslos y Canción bajo tu cuerpo. Estudió literatura latinoamericana en la Universidad Iberoamericana (UIA), obtuvo el título de Máster en Integración Europea por parte del Instituto de Estudios Europeos de la Universitat Autònoma de Barcelona y está certificado en nuevas tendencias comerciales en América Latina por el Banco Interamericano de Desarrollo y en International Human Rights Law por la Université Catholique de Louvain. Es presidente de la Asociación de Egresados de Letras de la UIA para el periodo 2017 - 2019. Ha escrito sobre temas especializados en marketing digital para Virket y sobre turismo de México, Perú, Estados Unidos y Europa para Hoteleus. Actualmente trabaja como Digital Content Specialist en Virket.