Descubre cómo funcionan las campañas de emailing

No, no es SPAM

Relacionar a las campañas de emailing con el terrible SPAM es cosa del pasado. Atrae nuevos clientes y consiente a los actuales con el mensaje perfecto.

Desarrollar campañas de email marketing es una herramienta muy poderosa para crear un vínculo más personal y sólido con los clientes. Su implementación no se debe tomar a la ligera pues será vital para su éxito. Sin embargo, el éxito de las campañas de emailing reside, entre otras cosas, en la frecuencia de envío. ¿Es mejor semanal o mensualmente? ¡Descúbrelo!

¿En qué consisten las campañas de emailing?

Aunque el emailing existe desde hace mucho tiempo, hasta hace poco comenzó a aprovecharse el potencial de esta herramienta dentro de una estrategia de marketing. Su principal objetivo es aumentar las ventas, pero con un método integral: acercarte más a tus consumidores –y posibles consumidores– para ofrecerles información relevante con un estilo más personalizado.

Puedes escribirles para enterarlos del lanzamiento de un nuevo producto o servicio, una oferta o un tutorial. ¡El límite es tu creatividad!

¿Funciona para una empresa nueva?

¡Claro! Las campañas de emailing también son útiles para atraer nuevos clientes. Además, durante la etapa de lanzamiento de una marca, pueden ayudarte a obtener una retroalimentación para optimizar procesos. No olvides que la tecnología se ha vuelto inherente a las personas que habitan zonas urbanas y si no estás presente en la web es como si no existieras.

Bases de una buena campaña

Se pueden resumir, a muy grandes rasgos, en las siguientes tres:

  • Lo primero que debes hacer es definir tu objetivo. Identifica el momento que vive tu negocio y decide la acción que más le convenga.
  • Una vez que hayas definido un objetivo primario y, si lo amerita varios secundarios, estima el presupuesto que puedes destinarle.
  • Ahora es momento de definir cada cuándo enviarás los mails. Por ejemplo, se recomienda una frecuencia mensual cuando ya posees un público cautivo.

Diseño y estrategia

Es importante que definas el diseño que deseas para la plantilla de tu mail. También la estrategia de comunicación para la campaña. Posteriormente debes configurar el envío de correos.

Si pretendes hablar sobre tus productos o servicios puedes incluir una descripción detallada, reseñas, presentaciones y, lo más llamativo, una oferta. No olvides que debes ofrecerle algo valioso a tus lectores para cautivarlos y alcanzar más ventas.

En temas logísticos

Ahora que conoces los beneficios y características principales de las campañas de emailing debes enfocarte en cómo hacerla logísticamente posible.

Una buena base de datos

Aquí es donde se complica un poquito el asunto. Hay empresas que venden listas de contactos y lo peor que podrías hacer es comprar una… Debes atraer y captar a extraños que realmente estén interesados en lo que tienes por ofrecer. De nada sirve llegar a millones de personas, y gastar mucho dinero en ello, si sólo una mínima parte está interesada en tus productos o servicios.

El mensaje adecuado a la persona adecuada en el momento adecuado.

Para que las campañas de emailing tengan un buen inicio se debe comenzar con un buen sitio web. A través de tu sitio web profesional y seguro podrás solicitar información de contacto, mediante formularios, para que quienes están interesados en tu marca permitan que los contactes.

También puedes pedir a tus clientes su correo a la hora de una compra, si es que la compra es directamente contigo. Es necesario que te proporcionen, a lo mínimo, su nombre y correo electrónico.

Tu base de datos tiene que nutrirse de las personas que realmente se suscriban a ella y les interese conocer más de tu y del contenido que puedas compartirles. Al final de tus correos siempre agrega un link para que las personas puedan darse de baja en el momento que deseen. Esto será una muestra de respeto.

¡¿Y todo es manual?!

¡No, hay plataformas! En ellas podrás cargar las listas de contactos, elegir plantillas tematizadas y optimizadas con diseño web responsivo y muchas opciones más. Increíble, ¿no?

Los elementos que ofrece un buen proveedor de e-mail marketing son:

  • Diseños accesibles y responsivos
  • Asesoría 24/7
  • Plantillas tematizadas
  • Formularios de registro para sitio web o Facebook
  • Informes sobre cuántos y cuáles correos se abren, reciben clics y se comparten.

El último punto es uno de los más importantes porque te permitirá analizar el desempeño y reconocer qué debes mejorar.

En cuanto a las ofertas: es importante que también hagas un informe de las estadísticas de tu campaña para que sepas si funcionaron y, de no ser así, saber qué medidas aplicar.

¡Ojo!

Es importante que moderes el envío de tus correos. Si excedes una frecuencia razonable saturarás la bandeja de tus clientes, te ignorarán y, lo que es peor, ¡les caerás mal!

Si envías muy pocos correos se olvidarán de ti y ni siquiera figurarás en su mente.

Prueba y falla, pero pon mucha atención en reconocer qué falló. Después cambia un elemento a la vez para reconocer mejoras.

En cuanto al contenido

Procura escribir mensajes personales y directos, siempre con un tono amigable. Personaliza tu manera de escribirle según su edad, nivel socioeconómico y hasta ubicación geográfica.

Tu meta debe ser inspirar confianza.

Jamás, pero jamás, repitas ni, mucho menos, plagies contenido de otras fuentes. Mantente original, auténtico y honesto. Si mantienes tus valores firmes los clientes lo apreciarán y te recomendarán. Créeme: ¡nada es más efectivo y confiable que una recomendación de boca en boca!

No dudes en invertir en un buen servidor y software para esta tarea. Procura que tu proveedor sea una empresa profesional para evitar sorpresas desagradables.

Alejandra Rubio Bravo
Nativa del sur de la Ciudad de México, estudié Comunicación y me especialicé en corrección de estilo y Marketing Digital. Eterna enamorada de las letras, apasionada con la tecnología y feliz colaboradora en Virket, la empresa donde me encontré con la increíble riqueza de formas y oportunidades para comunicar y planificar estrategias enfocadas a innovar la relación cliente-empresa.