¿Cuáles son las características de un servidor web óptimo para mi negocio en línea?

Hosting: punto clave

Tu negocio digital puede crecer: Conoce las características de un servidor web óptimo para tu tipo de negocio y velo volar.

Negocios digitales hay muchos, sin embargo, uno de los factores más llamativos de llevar a tu empresa a competir en el mercado en línea es sin duda el poder ofrecer soluciones novedosas para que la gente conozca tus servicios y productos. Para poder lograr esto hay muchos requerimientos que debes tener en cuenta, pero uno de los aspectos más fundamentales son las características de un servidor web óptimo para tu negocio en línea. En caso de que no conozcas muy bien sobre el tema, aquí te compartiré un poco al respecto para que puedas tomar la mejor decisión para tu empresa:

¿Cuáles son las características de un servidor web óptimo para mi negocio en línea?

Entendiendo qué es un servidor web

Antes de pasar con todos los detalles más complejos, es necesario que primero entendamos cuál es la función de un servidor web y cómo ayuda a tu negocio. Toda página web es un conjunto de archivos de diferentes tipos (html, css, php, entre muchos más) y ellos necesitan un espacio para poder estar alojados en la web. Un servidor web es ese almacenamiento en línea que permite que cualquier persona pueda acceder a tu página, que es el resultado de la interacción de todos estos archivos.

Conoce los distintos servidores web que hay en el mercado

Como todo en esta vida, hay diferentes “colores y sabores” de servidores web dependiendo principalmente de 3 factores: capacidad de tráfico, poder y flexibilidad de configuración. Bajo estos criterios, las diferentes compañías proveedoras de hosting cuentan con diferentes soluciones que se pueden ajustar a cierto tipo de proyectos y son las siguientes:

  1. Hosting compartido: La solución más económica que existe actualmente en el mercado y por lo tanto la que usan la gran mayoría de las empresas y proyectos web actualmente. Como su nombre bien lo dice, en esta se comparten todos los recursos disponibles que existen en el servidor entre diferentes proyectos, es decir, todos están alojados en un mismo lugar. Esto se hace que obviamente los costos de mantener el servidor sean más baratos, aunque también tiene algunos limitantes de poder, almacenamiento, flexibilidad y seguridad a las que tendrás que acostumbrarte. Puedes verlo como si habláramos de un cuarto dentro de un departamento que compartes con más personas.
  2. VPS (Virtual Private Server): El servidor privado virtual es un pequeño paso adelante en la escala de los servidores. Aquí, aunque sigues compartiendo recursos con otros sitios web, la cantidad es menor y cada uno tiene mucha más flexibilidad y capacidad para poder alojar más tráfico y usar tecnologías diferentes. Este sería el equivalente a contar con un departamento para ti solo dentro de un edificio, al final de cuentas tendrás que aportar a los gastos del inmueble, pero tienes mucha mayor privacidad y espacio para hacer lo que quieras con tu sitio.
  3. Servidor dedicado: En el máximo escalón se encuentra solitario el servidor dedicado y como podrás imaginar, equivale al máximo poder disponible en el mercado. Aquí podrás hacer exactamente lo que tu desees ya que cuentas con un servidor completo a tu disposición: no hay limite de espacio, tecnologías, experimentos, compromisos de seguridad por culpa de otros sitios, etc. Sin embargo, aunque todo esto suena excelente, debes tomar en cuenta que necesitas personal calificado para el mantenimiento de este servidor, o de lo contrario aumentarle a su elevado costo una cuota de administración para que el equipo técnico del propio proveedor se encargue de mantenerlo andando y sin problemas.

Servidores web para todo tipo de negocio:

Dependiendo de cuál sea la necesidad de tu negocio será obviamente la mejor solución que podrías obtener. Si en tu página web solo tendrás algunas cosas de referencia de productos o servicios, sección de contacto y un poco acerca de tu empresa, puedes comenzar perfectamente con un hosting compartido. Si necesitas tener algunos accesos especiales para clientes, harás uso de información personal o realizarás transacciones en línea, mi recomendación es que te enfoques en un VPS o si tu sitio lo exige, con un servidor dedicado, aunque estos solo suelen tenerlo las empresas más grandes debido al poder, seguridad y tráfico que requieren.

Conocer las diferentes características de un servidor web óptimo para tu negocio en línea es decisivo a la hora de realizar cualquier contratación.

Estamos hablando de una inversión significativa que como mínimo tendrá un año de duración y en la cual se basará el funcionamiento de tu empresa.

Más allá de estos consejos iniciales, recuerda siempre acercarte al equipo de soporte técnico de tu futuro proveedor de hosting para que te puedan confirmar cuáles son los requerimientos de tu sitio en relación con los diferentes paquetes que ofrecen. Puede que te quedes corto e inclusive que estés planeando algo muy holgado, así que no hay nada mejor que empezar con el pie derecho con algo justo a la medida de tu sitio para asegurar la mejor experiencia para tus clientes.

Egresado de la Facultad de Arte y Diseño de la UNAM, ha trabajado en diferentes empresas multinacionales donde se ha desarrollado como mercadólogo digital. Cuenta con más de 7 años de experiencia en el ramo y en varios proyectos nacionales e internacionales relativos a desarrollo de estrategias digitales en compra, análisis de medios, crecimiento de redes sociales y emprendimiento de proyectos web para México y Latinoamérica. Actualmente trabaja como Director de Abyx Gaming, un portal especializado en gaming para millenials.