Comprar un dominio es más sencillo que comprar zapatos

Más bonitos que los de Cenicienta

Sigue leyendo porque aquí encontrarás por dónde comenzar y además descubrirás que comprar un dominio es más fácil que adquirir un par de zapatos.

No te quedes mirando cómo la tecnología evoluciona a favor de los negocios y súbete al tren de la prosperidad colocando un sitio en línea. Es mucho más sencillo de lo que piensas y los beneficios son inigualables.

Más sencillo que comprar zapatos

¿Cuántas veces te has comprado zapatos? Si eres una persona adulta, seguro que la respuesta es: muchas veces, sin embargo, para garantizar que éstos cumplan con tus necesidades y se ajusten perfectamente a tus gustos estoy seguro de que al igual que yo has debido invertir tiempo y cierta cantidad de esfuerzo en todas y cada una de las ocasiones que has destinado a la búsqueda y compra de tu calzado ideal.

Recorrer tiendas, mirar diseños, probarte diferentes modelos y después revisar que los zapatos deseados encajen en tu presupuesto, es parte del ritual que todos realizamos y todo esto sin mencionar que hay que cruzar los dedos para que los vendedores que te encuentres sean amables y estén en la mejor disposición para guiarte durante el proceso.

Comprar un dominio es más sencillo que comprar zapatos y a continuación te diré por qué.

Definición de dominio en Internet

Comencemos por definir qué es un dominio. Básicamente un dominio web es el nombre con el que se identificará a tu sitio web en internet, con él, quienes lo busquen en línea podrán encontrarlo fácil y rápidamente.

Cómo y por qué comprar un dominio web

Comprar un dominio para tu sitio web es indispensable porque estás invirtiendo en el registro del nombre de tu página en internet. Así como en el mundo físico tuviste que registrar el nombre de tu negocio y tener una dirección para que tus clientes y proveedores te encuentren, en el mundo digital hay que adquirir un dominio y el proceso es más sencillo de lo que puede pensarse porque sólo hay que realizar tres simples pasos.

Uno: Encuentra tu dominio ideal

Coloca en tu barra de búsqueda dentro del buscador de tu preferencia los términos comprar dominio y da clic en la primera opción que te aparezca, asegurándote de que estás llegando a la compañía registradora de dominios líder en el mundo.

¿Cómo lo sabrás? Porque en algún lugar de su sitio te aparecerá esta leyenda. Lo anterior es importante porque de esta manera garantizas que el dominio que deseas esté disponible y, en su defecto, te sugieran otros dominios que quizás te funcionen mejor que el buscado originalmente.

Mientras más dominios posea la compañía que elijas para comprar el tuyo, más posibilidades tendrás de encontrar lo que quieres.

Dos: Revisa tus opciones

Coloca el nombre de dominio que deseas en el buscador que te aparecerá inmediatamente y revisa las opciones que se despliegan. Si está disponible se mostrará un texto confirmándote su disponibilidad, así como los pasos siguientes para comprarlo.

Si no está disponible te aparecerá una lista con las opciones sugeridas, así como sus precios.

Tres: ¡Compra!

Da clic en el botón Agregar al carrito y listo: te aparecerá un sencillo formato a llenar para que realices tu compra.

Al finalizar tu compra, de forma casi inmediata, te llegará un correo avisándote que tu adquisición resultó exitosa y te desplegará un cuadro con el detalle del dominio y la confirmación de que ha quedado registrado a tu nombre.

Busca un buen alojamiento para tu dominio web

Después de comprar un dominio debes invertir en un hosting, es decir, alquilar el lugar en el que se encontrará tu sitio web almacenado en internet. No te preocupes, también es más sencillo que comprar zapatos…

Si decidiste seguir mi consejo y adquiriste tu dominio con la compañía registradora de dominios líder en el mundo te darás cuenta de que dentro de su sitio hay un botón para conocer todo lo que necesitas saber sobre el hosting o almacenamiento web.

Haz clic en él para que te lleve a revisar los paquetes que tienen disponibles para ti y descubrirás con alegría que, así como comprar un dominio te resultó muy simple definir el hosting ideal también lo será.

Aprovecha las bondades de tener un buen consultor web

Si eres como yo y necesitas o prefieres que un ser humano te acompañe paso a paso al comprar un dominio y adquirir el hosting ideal revisa en la parte superior de la página del registrador y encontrarás un número de atención al cliente.

A mí me atendieron de inmediato y el experto que me respondió fue sumamente amable, además, me comentó que en esa línea puedo encontrar atención técnica las 24 horas los 365 días del año, lo cual me resultó muy útil porque después de comprar un dominio y su hosting hay que diseñar el sitio y luego darlo a conocer, así que contar con la ayuda de todo un equipo de profesionales expertos en la materia me permitió lograrlo y fue más simple de lo que pensé.

Te deseo mucho éxito al subir tu negocio en línea para que puedas disfrutar de todos los beneficios que internet pone al alcance de quiénes, como tú, buscan cómo hacer crecer sus negocios y expandirlos de forma segura.

Alejandra Rubio Bravo
Nativa del sur de la Ciudad de México, estudié Comunicación y me especialicé en corrección de estilo y Marketing Digital. Eterna enamorada de las letras, apasionada con la tecnología y feliz colaboradora en Virket, la empresa donde me encontré con la increíble riqueza de formas y oportunidades para comunicar y planificar estrategias enfocadas a innovar la relación cliente-empresa.