Comprar dominio en un abrir y cerrar de ojos

Abre los ojos y disfruta las cosas buenas que tiene la vida

Quédate conmigo porque aquí te compartiré por dónde empezar y cómo puedes comprar dominio en un abrir y cerrar de ojos para alcanzar el éxito digital.

Hay tanta información en la red circulando sobre la importancia de tener un sitio web y cómo lograr que trabaje para nosotros que, si no tienes los conocimientos necesarios, puede resultarte toda una confusión porque unos dicen una cosa y otros otra.

Además, el lenguaje que se utiliza no siempre es todo lo claro que debería y esto complica aún más entender cómo funciona Internet y qué se debe hacer para subir y mantener un sitio web exitoso.

Qué es un dominio de Internet

Lo primero que debes entender para dar los primeros pasos hacia el sitio web de tus sueños es conocer qué es un dominio.

Básicamente, el dominio es un bien inmueble digital y es lo primero que debes tener a tu nombre para construir una marca en el mundo de Internet; es el nombre con el que se conocerá a tu sitio web, página online o tienda en línea y gracias al cual las personas que navegan por la red podrán encontrarte.

Cómo funcionan los dominios de Internet

En términos generales los dominios web funcionan como las direcciones en el mundo físico. Para llegar a algún lugar debemos conocer la dirección física en la que está ese lugar. Esta dirección es un conjunto de guías que ubican a un lugar específico dentro del espacio.

Por ejemplo, si estamos navegando en el mar, las coordenadas geográficas nos permiten ubicar espacialmente a dónde nos dirigimos, pero para quienes no conocen los términos de navegación, ese mismo lugar tiene un nombre común o que es aceptado por todos.

Supongamos que te digo que vamos con dirección a Latitud: 18.54 Longitud: -72.3399 18 grados 32´24” Norte, 72 grados 20´ 24” Oeste, salvo que tengas conocimientos en la materia, no sabrás a dónde nos dirigimos entonces debo ocupar el nombre común del lugar que geográficamente está ubicado en las coordenadas que te compartí y que es Puerto Príncipe, al oeste de Haití.

Así, exactamente, funcionan los nombres de dominio web; tienen un código que sólo es entendido en lenguaje de computadoras y que se llama URL, pero también tienen un nombre que es entendido por las personas y que juntos forman lo que se conoce como dominio.

Una vez aclarado esto, entonces resulta fácil entender la importancia que tiene el dominio de tu sitio web y por qué es fundamental si deseas tener éxito en la web.

Cómo comprar dominio web fácil y rápidamente

Regresando al punto medular de este artículo, comprar dominio es un proceso muy sencillo si sabes cómo y en dónde. A continuación, te comparto los 5 pasos para comprar dominio en un abrir y cerrar de ojos.

  1. Define con qué nombre deseas que se conozca a tu sitio. Te sugiero que sea un nombre corto, de fácil recordación y que comunique qué se encontrará en tu sitio.
  2. Coloca en la barra de tu navegador favorito las palabras “comprar un dominio”.
  3. Coloca el nombre que hayas elegido en la barra de navegación que se desplegará inmediatamente.
  4. Elige entre las opciones que te aparecen la que mejor te convenga y la que más te guste.
  5. Sigue las instrucciones para comprar dominio y ¡listo! Te llegará un correo de confirmación y serás el flamante dueño de tu propio bien inmueble digital.

Consideraciones al comprar dominio en Internet

Ahora bien, antes de comprar dominio conoce cuáles son los aspectos para considerar para saber que estás en el lugar correcto, es decir, que estás adquiriendo tu dominio en la empresa que mayores y mejores opciones te ofrece.

  • Navega por su página para que te asegures de que tiene el mayor número de registros que puedes encontrar en la web. Si estás en el lugar correcto, fácilmente encontrarás algo que te lo indique. Este punto es de suma importancia porque no todas las compañías registradoras de dominio tienen el nombre ideal para tu negocio, así que mi recomendación siempre es comprar dominio en el sitio de la empresa registradora líder en el mundo.
  • Revisa que, al comprar dominio, estés adquiriendo también las extensiones de dominio que mejor te convengan. El nombre de dominio incluye una parte al final que puede ser, por ejemplo, .com, .org o .info, etcétera, dependiendo del tipo de página web del que se trate. No te agobies, sé que en esta ocasión no estoy deteniéndome en los detalles que corresponden para entender a fondo qué es una extensión de dominio, pero si así lo deseas, puedes navegar por aquí, seguro encontrarás mucha información al respecto. Para efectos de este artículo y de comprar dominio rápido y fácil, el sitio del registrador más grande del mundo te irá llevando de la mano durante todo el proceso, así que, en relación con este aspecto, sólo me resta terminar con mi recomendación inicial: al comprar dominio adquiere las extensiones de dominio que mejor te convengan, es decir, no te quedes solo con un .com o un .lugar geográfico en el que opere tu compañía. Busca entre las opciones que se despliegan aquellas que contemplen todo el campo de acción que esperas lograr. Si por alguna razón el dominio que eliges ya está reservado, no te preocupes, el sitio de la compañía registradora de dominios te dará las opciones que están libres o bien, te indicará si hay posibilidades de que le compres al actual dueño de tu nombre ideal, el dominio y de ser así, también te dirá cómo.
  • Pon especial cuidado en que la empresa que uses para comprar dominio tenga los recursos técnicos y humanos necesarios para que, en caso de que te surja alguna duda, puedas contar con ellos en todo momento.

Básicamente esto es lo que debes saber para comprar dominio en un abrir y cerrar de ojos, pero si deseas profundizar sobre este tema u otros relacionados con el apasionante mundo digital, te invito a continuar navegando por aquí.

Alejandra Rubio Bravo
Nativa del sur de la Ciudad de México, estudié Comunicación y me especialicé en corrección de estilo y Marketing Digital. Eterna enamorada de las letras, apasionada con la tecnología y feliz colaboradora en Virket, la empresa donde me encontré con la increíble riqueza de formas y oportunidades para comunicar y planificar estrategias enfocadas a innovar la relación cliente-empresa.