10 pasos para crear las mejores páginas web

Es momento de actuar

Conoce cuál es el camino que se recorre cuando se trata de crear las mejores páginas web, te lo apuesto, será muy útil para realizar tu sitio web.

Ahora que ya tienes una excelente idea para tu sitio en línea, es muy buen momento para que conozcas algunos pasos muy simples de seguir para volverlo realidad. Continúa leyendo y toma nota.

Cómo crear las mejores páginas web

1. Obtén el mejor nombre de dominio:

Antes de cualquier cosa, debes obtener el dominio ideal para tu sitio web, es decir, encontrar el nombre adecuado pensando en que éste sea fácilmente recordable para quienes deseas que visiten tu sitio web. Después hay que registrarlo y, ¡listo!, serás el flamante dueño de una propiedad digital. No olvides que el dominio debe registrarse a través de una compañía que cuente con las certificaciones correspondientes que otorga la ICANN, siglas en inglés que significan “Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números”.

Si no sabes en dónde obtener y registrar tu nombre de dominio ideal, te recomiendo que entres a la página de la compañía registradora de dominios más grande del mundo; puedes buscarla así en tu navegador preferido y corroborar que estás en el sitio correcto porque su logotipo tiene un hombrecito con gafas que está sonriendo.

2. Busca el plan más adecuado de hosting:

Con tu nombre de dominio listo, revisa cuál es el plan de alojamiento web o hosting que mejor se ajusta a las necesidades de tu sitio o página online. En el mismo lugar arriba mencionado, también puedes encontrar opciones que ofrecen una excelente relación valor-precio. Dedícale el tiempo que necesites a la selección del hosting adecuado porque de aquí dependerá que tu sitio web esté arriba y funcionando.

Recuerda que el hosting es el lugar dentro de un servidor en el que se alojarán los datos de tu página en línea, así que no arriesgues tu inversión y elige un proveedor que sea dueño de sus propios servidores, así te garantizará que éstos recibirán el mantenimiento más adecuado.

3. Elige el método de diseño web:

Puedes escoger entre hacerlo tú mismo o bien, contratar a un experto en diseño web. En cualquier caso, mi recomendación es que solicites una prueba o consulta de forma gratuita para que puedas revisar cuál es la opción que mejor se ajusta a lo que estás buscando.

4. Elabora la estructura de tu sitio web:

Prepara un esquema general de lo que debe contener tu sitio, por ejemplo, qué colocarás en el menú o el índice; cuáles son las secciones prioritarias y cuáles las importantes; cómo deseas que se despliegue cada sección. En esta etapa te recomiendo que también comiences a desarrollar los textos y hagas una selección de imágenes. Recuerda ser claro y conciso cuando escribas y que las imágenes sean de buena calidad. Las mejores páginas web son aquellas que ofrecen rápida y fácilmente lo que se está buscando.

5. Define la estética de tu sitio web:

Es muy importante que no pierdas de vista que tu sitio web debe sumar a la construcción de marca y para ello, hay que colocar el logotipo y elegir colores compatibles. En este caso como en el paso de arriba, recuerda que más es menos, así que no satures tu sitio web y realiza pruebas entre tus amigos, colaboradores y familiares para estar completamente seguro de que la estética de tu sitio invita a navegar en él y no al revés.

6. Haz que tu sitio web ofrezca una muy buena experiencia de usuario:

Con la estructura y la estética definidas, revisa cuantas veces sea necesario cuál es el camino que tu sitio web traza para quienes navegarán en él, es decir, ¿encuentran fácilmente lo que buscan?, ¿las descripciones son entendibles y congruentes a las imágenes?, ¿en caso de dudas o comentarios pueden encontrar fácil y rápido tus datos de contacto? Los anteriores son aspectos básicos que pueden complementarse con características como formularios o botones de acción. Y no olvides que hasta que tu sitio web esté en línea y comiencen a visitarlo, podrás realmente obtener información real sobre la experiencia de usuario, así que mantén en la mira que deberás editar y ajustar los datos conforme vayas obteniendo retroalimentación de tus visitantes. Las mejores páginas web son aquellas que se van transformando de acuerdo a lo que desean encontrar sus visitantes.

7. Ofrece un sitio web que sea seguro:

Este punto es fundamental si deseas dormir tranquilo. Busca un plan que incluya Seguridad SSL (Secure Socket Layer), es decir que te ofrezca un protocolo de seguridad adecuado para que los datos que se transmitirán entre tus usuarios y el servidor en el que alojarás a tu sitio web y viceversa, viajen seguros. Puedes solicitarle al proveedor que elijas que te indique cómo colocar el logotipo o imagen en tu sitio web que indica que éste cuenta con dicho certificado. Uno de los primeros pasos para garantizar una buena experiencia de usuario, así como un tiempo óptimo de estancia y desde luego, el regreso y recomendación de quienes visitarán tu página en línea es ofrecer seguridad, así que no eches por la borda este aspecto.

8. Asegúrate de que tu sitio web cuenta con un diseño responsivo:

Otro paso fundamental para que tus visitantes se queden, vuelvan y te recomienden, es contar con un sitio web que usa el diseño responsivo o en otras palabras, que se despliegue adecuadamente en todos los dispositivos. No te preocupes si no estás familiarizado con este punto, si eliges bien al proveedor con el que diseñarás tu sitio web, éste te indicará cómo hacerlo responsivo o bien, se ocupará de ello directamente. Hoy en día las mejores páginas web son aquellas que abren perfecto tanto en dispositivos móviles como en los que son fijos.

9. Pon a trabajar tu sitio web:

Una vez que estés satisfecho con el diseño de tu sitio web, página en línea o tienda de comercio electrónico, comienza el proceso de darlo a conocer. Para ello, puedes ocupar las herramientas que ofrece el Marketing en Línea, como por ejemplo: campañas de Emailing y acciones de posicionamiento tipo SEO. Tener un sitio web hermoso es solo el principio, ahora debes darlo a conocer.

10. Mantén actualizado tu sitio web:

Una vez listo y en línea, mantente atento a cómo se comportan tus visitantes y pídeles retroalimentación para mejorar su experiencia; lo puedes hacer a través de formularios y/o mediante correos electrónicos, aprovechando las ventajas que puedes obtener a través de las campañas de Emailing. Lo importante en este punto es que el método de diseño web que hayas elegido, así como el proveedor, te permitan hacer los cambios que requiera tu página en línea, en el momento en que lo decidas.

Espero este artículo haya sido de tu agrado y de tu total utilidad. Te invito a que sigas navegando por este blog, seguro encontrarás muchas cosas interesantes.

Gabriela María Prieto Aguirre
De nacionalidad salvadoreña, reside actualmente en la Ciudad de México. Comunicóloga de la Universidad Anáhuac México. Ha desarrollado diferentes textos para diversas industrias, tanto en español como en inglés. Le apasionan los temas de mercadotecnia, problemas globales, letras, tecnología y cultura. Experiencia en manejo de redes sociales, creación de copies publicitarios y estrategias de mercadotecnia, tanto para México como Latinoamérica. Una de sus áreas de interés es neuromarketing. Apasionada de las letras, actualmente se desempeña en el área de Content Marketing de Virket.